parto40semanas

Todo lo que no te da tiempo a preguntar en la consulta debe estar aquí.


1 comentario

Bajo peso al nacer y prematuridad

Euro-Peristat

Euro-Peristat

El recién nacido bajo peso o bajo peso al nacer (BPN) es aquel que pesa <2 500g, y está muy relacionado con la edad gestacional en la que nace, pues el peso al nacer se reduce con el adelanto del parto.

El BPN, implica un mayor riesgo, de morir en el periodo neonatal y post-neonatal. De hecho, se ha objetivado que el peso al nacer es el mayor determinante de la supervivencia del neonato durante el primer año de vida. En España, la tasa de mortalidad perinatal, -definida por la relación entre el número de muertes en el período perinatal y el total de recién nacidos vivos-, se redujo en un 40% desde el año 1990 hasta el 2009, pasando de 7,6 a 3,2 muertes perinatales por 1.000 nacidos vivos(1).

En comparación con nuestros socios comunitarios, la tasa de mortalidad perinatal más baja, se observó en Austria y Dinamarca (3,1%),  Finlandia (3,3%) y la República Checa y Luxemburgo (3,6%). En cambio, Bulgaria (11,0%),  Rumania (10,0%) y  Reino Unido (8,0%) obtuvieron las tasas más altas. España muestra una magnitud inferior a la del conjunto de los países de la UE-15, cuya prevalencia es del  5,9 por cada 1.000. En la Comunidad Valenciana, según el registro de Mortalidad Perinatal del año 2009(2), la cifra se ha mantenido constante, entre el 4,1% y el 3,3%, entre los años 2000 a 2009.

Este Mayo pasado, el Euro-Peristat(3) acaba de actualizar los datos de 2010 donde situa a España en una tasa de BPN del 7,7%, tan sólo superada por Chipre con un 8,8%. La tasa más baja de Europa la ostenta Islandia con un 3,0%. La tasa de prematuridad se ha mantenido en el 6,9%, prácticamente estable desde hace unos años. El incremento de partos pretérminos (< 37 semanas) se atribuye a cambios en la frecuencia de nacimientos múltiples, a las técnicas de reproducción asistida, al aumento de la intervención obstétrica, al aumento del diagnóstico precoz de los partos pretérminos y al uso creciente de la ecografía para estimar la edad gestacional(4).

1.- Regidor E, Gutiérrez-Fisac J, Alfaro M. Indicadores de salud 2009: Evolución de los indicadores del estado de salud en España y su magnitud en el contexto de la Unión Europea. Madrid: Ministerio de Sanidad y Política Social; 2009.

2.- Conselleria de Sanitat. Registro de mortalidad perinatal de la Comunitat Valenciana. Valencia: Servicio de Salud Infantil y de la Mujer Dirección General de Investigación y Salut Publica Conselleria de Sanitat. Generalitat; 2009.

3.- European Perinatal Health Report. The health and care of pregnant women and babies in Europe in 2010. May 2013. Available http://www.europeristat.com

4.- Cunningham G, Gant N, Leveno K, Gilstrap L, Hauth J, Wenstrom K. Alteraciones del crecimiento fetal. En: Cunningham G, Gant N, Leveno K, Gilstrap L, Hauth J, Wenstrom K, editores. Williams Obstetricia 21a ed. Madrid: Médica Panamericana; 2002. p. 637-54

El cordón umbilical

3 comentarios

Nudo verdadero en parto vaginal eutócico.

Nudo verdadero en parto vaginal eutócico.

 

 

El cordón umbilical es el vínculo de unión entre la placenta y el feto. Está formado por 2 Arterias y 1 vena. Está cubierto por una sustancia blanquecina conocida como Gelatina de Wharton, que aísla a los vasos sanguíneas de posibles traumas y compresiones.

El cordón umbilical tiene una medida aproximada de entre 60 y 75 cm de longitud y un grosor de entre 2 y 5 cm. Durante la gestación puede aparecer patología funicular (cordón umbilical) que se manifestará cuando se inicie el parto. Cordones cortos puede enlentecer el expulsivo, y los cordones largos pueden provocar que sea más probable el enredo del cordón alrededor del cuello del bebé. El nacimiento con una vuelta de cordón alrededor del cuello o sobre el torso (bandolera) es bastante habitual y no comporta mayor problema que el retraso del descenso de la presentación fetal. Como imagen curiosa y difícil de ver os presento una fotografía de un Nudo Verdadero. El mayor problema que plantea es el estrangulamiento total del nudo y la falta de oxigenación del bebé. No se puede ver en la ecografías y es una suerte, como ocurrió en este caso que el parto acabara de la mejor forma posible, un parto eutócico y sin complicaciones para el recién nacido.