parto40semanas

Todo lo que no te da tiempo a preguntar en la consulta debe estar aquí.


Deja un comentario

Cómo prepararte para los primeros días con tu recién nacido

4003522597503425

Para la mayoría de mujeres los primeros días después del nacimiento de un bebé no son ni silenciosos ni tranquilos. Incluso, para muchas mujeres son días muy difíciles.

¿Cómo van a ser los primeros meses después de la llegada del bebé?

Las nuevas madres y sus familias se enfrentan a muchos retos en los primeros meses:

  • Tu cuerpo y tus hormonas tienen que regresar a la normalidad.
  • Tú y el bebé estareis aprendiendo como mamar.
  • Los bebes solo duermen pocas horas a la vez. Será difícil que el resto de la familia consiga dormir lo suficiente.
  • Si tienes pareja, tendrá que aprender maneras nuevas de convivir como pareja, y tendréis que decidir cómo y cuando restablecer las relaciones íntimas.
  • Debes elegir un método anticonceptivo para prevenir otro embarazo, se recomienda esperar al menos 12 meses.
  • Es posible que debas regresar al trabajo y que tengas que encontrar quién va a cuidar a tu bebé mientras estas en el trabajo.

¿Cuánto tiempo tardará mi cuerpo en regresar a la normalidad?

Algunos cambios ocurren rápidamente, otros tardaran un poco más.

  • El útero, el cérvix (cuello uterino) y la vagina regresan a su tamaño normal alrededor de las 2 semanas del nacimiento. La vagina puede estar dolorida y seca durante unos meses, sobretodo sí das el pecho.
  • Si te pusieron puntos de sutura o hemorroides la zona perineal estará dolorida durante al menos 2 semanas o más.
  • Es posible que tengas problemas reteniendo la orina. Puede ser que tardes varios meses en poder contenerla cuando tosas, estornudes, o levantes objetos pesados.
  • Notarás que tus pechos están llenos de leche a los 2–3 días después del parto. 
  • Tu estómago e intestinos tardaran en regresar a la normalidad, y es posible que tengas gases algunas semanas o que estés estreñida.
  • Los músculos abdominales que se estiraron y aflojaron durante el embarazo se recuperaran en unas pocas semanas, pero para algunas mujeres esto podría tardar más tiempo (6 meses a un año).
  • Si el parto fue por cesárea, es posible que la cicatriz te duela o que sientas que esa piel está adormecida durante  6 meses o más.
  • Perder el peso aumentado probablemente tardará entre 6 meses a un año. ¡Paciencia! Tardaste 40 semanas más o menos en aumentarlo, dale el mismo tiempo a tu cuerpo para volver a la normalidad.

¿Qué debo esperar cuando mis hormonas cambien?

Alrededor del 75% de las mujeres sentirán una bajada en su estado de ánimo durante los primeros días o semanas después del nacimiento del bebé. Esto es normal y esperado. Por lo general, comienza 3 días después del parto. Es posible que durante este tiempo llores fácilmente y estés muy cansada. Algunas mujeres desarrollan depresión postparto y esto ya no es normal. Si tuviste una cesárea o tu bebé nació enfermo hay más probabilidades de una depresión. Llama inmediatamente a tu matrona/médico si piensas que podrías estar deprimida, sobretodo si no puedes cuidarte a ti mismo o a tu bebé, si te sientes muy nerviosa o preocupada, si no puedes dejar de llorar, o si sientes ganas de lesionarte,  a ti misma o a tu bebé.

Después del nacimiento del bebé:

  • Pide ayuda. Permite que otras personas se encarguen de la cocina, la limpieza y las tareas del hogar, así tú te puedes dedicar a cuidarte a ti misma y a tu bebé.
  • Duerme siempre que puedas. Resiste la tentación de hacer los quehaceres mientras el bebé esta durmiendo. Cuando el bebé duerme es necesario que tu duermas también.
  • Bebe mucha agua. Debes tomar por lo menos 6 vasos grandes de agua diarios para evitar el estreñimiento y para producir suficiente leche materna. Forma el hábito de que cada vez que te sientes a dar el pecho tengas a mano un vaso grande de agua para tomar mientras amamantes.
  • Come muchas frutas y verduras. Necesitarás muchas vitaminas y fibra para ayudar a tu cuerpo a regresar a su estado normal. Esto también te ayudara a evitar el estreñimiento.
  • Pasea y camina. Los bebes puedes salir al exterior aún cuando hace frío (abrigados los dos, por supuesto). El aire fresco y la luz del sol son  beneficiosos para ambos.
  • Mantén tus pezones limpios y secos. 
  • No estés aislada. Habla con otras madres. Apúntate a los grupos de lactancia. 
  • Con tu pareja:
    • Habla. Debéis compartir esta experiencia de ser padres.
    • Pasad tiempo a solas como pareja sin el bebé. Un paseo de 30 minutos se puede convertir en una cita.
    • Comienza a utilizar un método anticonceptivo. Es posible volver a quedarte embarazada  antes de tu primer regla. Es muy importante utilizar un método anticonceptivo sí no deseas concebir inmediatamente después de haber tenido un bebé.
    • Para disminuir la probabilidad de que sientas demasiado dolor cuando tenga relaciones sexuales, utiliza un lubricante. Si duele demasiado es posible que tengas que esperar y volver a intentarlo en unos días más.
    • Recuerda que los momentos difíciles pasarán. 


Deja un comentario

Versión externa en presentación de nalgas del feto al final del embarazo

Se denomina versión externa al intento de posicionar al feto que está de nalgas (sentado) a una presentación cefálica (de cabeza). Os podéis preguntar qué sentido tiene esto y porqué se debería intentar.

Gracias a la Escuela Americana de Obstetricia, todos los fetos que a partir de la semana 38 estaban de nalgas, se les programaba una cesárea anteparto o electiva. Evidentemente, este estudio, observaba que existía más patología materno-fetal sí el parto se hacía por vía vaginal que por cesárea. Esta “gran evidencia” llegó a Europa, y desde hace algunos años, los residentes de ginecología dejaron de ver y atender partos de nalgas.

Afortunadamente,  esto está cambiando en algunos hospitales y la razón ha vuelto a prevalecer sobre la barbarie, es más, existe la posibilidad de terminar un embarazo con presentación de nalgas de tres formas distintas: a) Parto de nalgas, b)Versión externa, c) Cesárea electiva.

Y ahora os preguntaréis porqué sigue figurando la opción c) si acabo de decir que no debería estar presente. Como en todo, existe sus riesgos para el parto de nalgas y para la versión externa, como otros tantos para la cesárea electiva. A la mujer se le explica en qué consiste cada proceso, cuales son los beneficios y riesgos y ella decide la opción que mejor se adapte a sus expectativas, siempre y cuando no existan contraindicaciones médicas constatadas. Las mujeres que deciden la cesárea como opción, habitualmente han sido mal informadas o han recurrido a la maravillosa idea de consultar en google.

Si se decide por la versión externa, lo ideal es hacerla sobre la semana 37 de gestación. Se ingresa a la mujer y se monitoriza al feto. Todo el proceso se controla estrictamente para evitar posibles complicaciones.

Para que podáis haceros una idea os dejo un vídeo dónde se puede observar la técnica.


2 comentarios

Relación entre el consumo de tabaco y peso al nacer

fuma y eco

Numerosos estudios han intentado determinar la relación entre la exposición ambiental al humo del tabaco en mujeres embarazadas y el peso al nacer, obteniendo resultados dispares, aunque la mayoría muestran un mayor riesgo de bajo peso al nacer en mujeres expuestas al tabaco. Estos estudios están limitados por la dificultad de cuantificar con precisión la exposición materna y el ajuste de los múltiples factores que afectan el peso al nacer. De forma similar a como ocurre con el peso pregestacional recordado por la mujer, la gestante que fuma tiende a subestimar el número de cigarros consumidos. El recién nacido con  bajo peso al nacer cobra importancia con este hábito tóxico, así como una posible relación con el deterioro de la salud infantil por el efecto citotóxico( tóxico para las células).

El tabaquismo durante la gestación, y en particular durante el tercer trimestre, está relacionado con el peso al nacer, de tal forma que  a mayor número de cigarrillos consumidos menor es el peso al nacer. En consecuencia, fumar durante el tercer trimestre parece tener el mayor impacto en el peso al nacer.  Las mujeres que dejan de fumar en el tercer trimestre tienen neonatos con un peso al nacer similares a los de las madres no fumadoras.

Según los estudios consultados,  por cada cigarrillo consumido el peso al nacer se reduce en aproximadamente 21 g; si por ejemplo la media de cigarrillos consumidos es de 5 al día,  la reducción total del peso al nacer estará entorno a 105 g, si fueran 10/día el peso se vería reducido en 200 g.

Así que otra razón para dejar de fumar  durante el embarazo es que el peso se verá afectado de forma importante, alrededor del 8-9%, un porcentaje nada despreciable si nuestro bebé fuera bajo peso o prematuro.

Por cierto, un fármaco homeopático que nos puede ayudar a reducir nuestra dependencia y ansiedad al tabaco es el SEDATIF PC, 2 comprimidos chupados 3 veces al día.

Bibliografía:

Kharrazi M, DeLorenze GN, Kaufman FL, Eskenazi B, Bernert JT, Jr., Graham S, et al. Environmental tobacco smoke and pregnancy outcome. Epidemiology. 2004 Nov;15(6):660-70.

Alonso A, Cano J, Girón A, Yep G, Sánchez M. Peso al nacimiento y tabaquismo familiar. An Pediatr (Barc). 2005 Aug;63(2):116-9.

Sánchez-Zamorano LM, Téllez-Rojo MM, Hernández-Ávila M. Efecto del tabaquismo durante el embarazo sobre la antropometría al nacimiento. Salud Publica Mex. 2004 Nov-Dec;46(6):529-33.

Hellerstedt WL, Himes JH, Story M, Alton IR, Edwards LE. The effects of cigarette smoking and gestational weight change on birth outcomes in obese and normal-weight women. Am J Public Health. 1997 Apr;87(4):591-6.