parto40semanas

Todo lo que no te da tiempo a preguntar en la consulta debe estar aquí.


¿Puedo volar estando embarazada?

Photo Credit: mliu92 via Compfight cc

Photo Credit: mliu92 via Compfight cc

¿Qué debes hacer si estás embarazada y ya tenías previsto realizar un viaje con vuelo incluido?

La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) recomienda no viajar durante el último mes de embarazo y hasta 7 días después de dar a luz.

El límite en algunas compañías se fija en las 28 semanas, en cambio en las incluidas en la IATA  estaría partir de la 36 semana de gestación (32 si es múltiple y sin complicaciones).

Si de todas formas necesitas viajar, debe ser tu médico quien lo decida mediante un informe médico que incluya que no existen problemas en el embarazo (preclampsia, placenta previa, etc).

En cualquier otro supuesto, necesitarías una autorización previa del Servicio Médico de la compañía.

¿Porqué me lo prohíben?

Todas las cabinas de los aviones están presurizadas, por tanto, el riesgo real para el embarazo no existe. La prohibición se basa más en un aspecto legal que en un problema médico.

Las compañías no tienen servicio médico a bordo, y en último caso son las responsables de todo lo que ocurra durante el vuelo. Si una mujer se pone de parto durante el vuelo para ellos sería un problema serio, y más si el resultado fuera desafortunado para madre y/o hijo.

Por tanto, la decisión es salomónica. No dejan embarcar a ninguna embarazada en su último mes de gestación para evitar demandas en su contra ante posibles incidencias.

RecomendaciónAntes de comprar el vuelo, pregunta en la compañía cual es el límite en semanas de gestación permitido, pues existe diferencias entre las compañías.

 


¿Si estoy embarazada puedo ir a un Spa?

Son muchas las embarazadas que preguntan si está permitido poder disfrutar de un circuito de Spa. Antes de nada, debemos diferenciar un Spa de un Balneario. Los Spa funcionan por agua corriente a presión, en cambio los Balnearios se nutren de aguas minero-medicinales y por tanto, estas aguas tienen unas propiedades que pueden perjudicar al embarazo, por lo que se desaconseja su uso.

¿Y qué debo evitar en un Spa?

Debes evitar todos los ambientes calientes o con alta humedad, debido a que existen cambios en tu circulación y corazón, producidos por el embarazo que podrían bajar mucho tu tensión arterial y marearte. Por tanto, evita la sauna, baño turco, baño de vapor, etc.

Sobre los chorros, burbujas, cascadas y demás, debes evitar que sean sobre tu barriga. Una estimulación prolongada podría desencadenar contracciones, todo dependiendo de las semanas en las que estés.

¿Qué podría hacer en el Spa?

Baños tibios (no calientes).

Baños fríos, por un corto periodo de tiempo.

Masajes: de cualquier parte del cuerpo. Recuerda que a partir de las 30 semanas debes estar tumbada de lado en la camilla o bien con el respaldo incorporado al menos 45º.

Así que, debes plantearte si te merece la pena pagar por utilizar un tercio de las instalaciones o esperar a prir y darte un homenaje.


¿Cómo corto las uñas a mi bebé?

Photo Credit: Aldo van Zeeland via Compfight cc

Photo Credit: Aldo van Zeeland via Compfight cc

Hemos preguntado a la especialista en el tema, la Podóloga Alicia Vanaclocha para que nos de su punto de vista.

P: Alicia, ¿cómo se deben cortar las uñas al bebé y con qué?

R: Bueno, os adelanto que el recién nacido tiene unas uñas muy finas y afiladas; son papel de fumar por lo que es muy fácil que se arañen con ellas.

El consejo es que los primeros quince días, le pongáis unas manoplas para evitar que se lesionen.

Observaréis que poco a poco se van endureciendo; es entonces cuando, o bien con una lima, de cristal preferiblemente, ya que las de papel y las de metal son muy abrasivas y pueden lesionar la piel, o con unas tijeras de punta roma, podéis cortarlas.

P: El eterno dilema es: ¿cortamos las uñas rectas o redonditas?

R: Depende del lugar, por ejemplo:

– En el pie se cortan rectas. No hay que meterse hacia adentro ya que estamos favoreciendo que al crecer la uña de nuevo, pueda clavarse.

– En las manos se cortan con las esquinas redondeadas, justamente para evitar arañazos.

Este canon lo debemos seguir también en los adultos.

No os extrañe que en los primeros meses de vida del bebé, le crezcan muy rápido las uñas de los pies. Es probable que las cortéis una vez por semana, poco a poco irá aumentando el tiempo.

Y SIEMPRE: ante cualquier duda o si veis enrojecido el dedo del bebé, acudid al podólog@.

Hasta pronto!

R: Muchas gracias Alicia.

 

Alicia Vanaclocha Monzó Clínica Podológica C/ Valencia, 3 bajo. 46240 Carlet Tel. 635856234

Alicia Vanaclocha Monzó
Clínica Podológica
C/ Valencia, 3 bajo.
46240 Carlet
Tel. 635856234


Las cremas antiarrugas y su utilización durante el embarazo

Photo Credit: Sten Dueland via Compfight cc

Photo Credit: Sten Dueland via Compfight cc

Ya sabes que cualquier medicamento, hierba medicinal y/o cremas que utilices previamente al embarazo, pueden ser perjudiciales cuando estés embarazada.

En el caso de las cremas faciales tenemos que tener especial cuidado. Las cremas antiarrugas tienen una composición muy variada, pero la mayoría de ellas contiene derivados del ácido retinoico, que se obtiene de la vitamina A. Esta vitamina  está desaconsejada durante el embarazo por el riesgo de malformaciones fetales graves (cardíacas, neurológicas, faciales…).

Aunque la absorción a través de la piel es muy escasa, en período de gestación es preferible evitar el uso de cremas antiarrugas. Sin embargo, es importante cuidar e hidratar la piel de la cara con cremas exclusivamente hidratantes.

Un consejo es que revises la composición de todas las cremas que utilices a diario y compruebes que no llevan ácido retinoico o Vitamina A. No las tires, simplemente guárdalas para después del parto.

Aprovechando que hablamos de cremas, ¿cuáles son las mejores para evitar las estrías?.

En las farmacias existen multitud de ellas y a todos los precios. No existen ni mejores ni peores, lo que cuenta es que tengas la buena costumbre de hidratarte la piel y no engordar en exceso. El aceite de almendras dulces y el aceite de rosa mosqueta tienen muy buenos resultados, aunque “pringan más”. Lo cómodo de las cremas es que se absorben antes.

 

 


Anticoncepción natural vs Embarazo

Photo Credit: Esparta via Compfight cc

Photo Credit: Esparta via Compfight cc

Los métodos anticonceptivos naturales (también llamados no instrumentales) son aquellos que están basados en el conocimiento de la fisiología reproductiva, sin mediación de fármacos o utensilios ajenos al cuerpo. Los distintos métodos tratan de detectar los cambios asociados a la ovulación, como el hecho de que la ovulación ocurre 14 días antes de la regla, el aumento de la secreción de moco del cérvix en los días previos a la ovulación o la elevación de la temperatura que se produce después de la misma.

El conocimiento de los cambios fisiológicos asociados a la ovulación puede utilizarse tanto para buscar un embarazo como para intentar evitarlo, en función de que se mantengan relaciones sexuales o se practique la abstinencia en los días considerados posiblemente fértiles.

En los últimos años se han comercializado unos tests de orina que detectan el pico de LH previo a la ovulación. También se han utilizado tanto para buscar embarazo como para evitarlo.

A partir de los 35 años la fertilidad cae en picado, y conseguir quedarse embarazada puede ser más difícil. Debes tener algunas aspectos controlados si tu objetivo es conseguir el embarazo:

1) Marca en un calendario el primer día de regla de todos los ciclos que te acuerdes. Existen aplicaciones para el smartphone que te ayudan a controlarlo. Sí ya tienes 4 o 5 meses apuntados, puedes hacer un cálculo sencillo para saber cuántos días tiene tú ciclo. Debes contar de primer día de regla a la siguiente de los meses que tengas anotados y dividir por el número de meses.

P. ejemplo: Enero-Febrero: 29, Febrero-Marzo: 30, Marzo-Abril: 31 y Abril-Mayo: 28.

Suma los días: 29+30+31+28=118 días

Divide entre 4 meses: 118/4= 29,5

Por tanto, tú ciclo es de 29 días. Siempre 14 días antes se ovula, por tanto, 29-14=15.

El día 15 a partir del primer día de regla es el que presuntamente ovularás.

Debes tener relaciones los días 11-13-15-17 y 19 de forma fija. Mejor cada 2 días para que hayan más espermatozoides.

2) Ten en cuenta el método de Billings.

Se basa en la observación de los cambios del moco cervical a lo largo del ciclo.

Durante los primeros días del ciclo la secreción vaginal de moco es muy escasa, pero a medida que progresa la fase folicular se produce un aumento del mismo. Entre uno y dos días antes de la ovulación, el estrógeno aumenta la producción de moco, que se torna transparente y filante (como clara de huevo). Tras la ovulación, la progesterona ejerce el efecto contrario sobre el moco cervical, que se vuelve espeso, escaso y compacto.

Según este método los días no fértiles son los que transcurren desde tres días después del último día de moco filante.

Debe coincidir con el día 15, según el punto anterior.

3) Puedes añadir a estos dos métodos el test de ovulación, que determinará la cantidad de hormona en su punto máximo, relacionado con el día de la ovulación.

Controlando estos 3 métodos puedes conseguir quedarte embarazada en 2 o 3 meses. Si de lo contrario y siguiendo dichos consejos pasa 1 año y no hay embarazo, sería conveniente solicitar un estudio de infertilidad.

 

Suerte y a trabajar.


1 comentario

¿Porqué la matrona me mide la altura del útero?

A partir de las 13 semanas y en cada visita a la matrona, verás como te miden la altura del útero.

Esta medida sirve para saber, de una forma indirecta, si el crecimiento del bebé es adecuado o no. Podemos decir que existe una buena relación entre la medida del útero y el peso del recién nacido, y que hasta la semana 30 de gestación la medida debe estar casi como la edad gestacional.

Por ejemplo, sí estás de 24 semanas la medida debe oscilar entre 23-25 cm.

¿Cómo se mide?

Se utiliza una cinta métrica de costurera, como la que se muestra en la imagen. La placa metálica del metro se apoya en el borde superior del hueso del pubis y se extiende por el abdomen. La medida la dará el fondo del útero, que es redondo y duro. Es difícil que en casa te tomes tú misma la medida debido a que se necesita experiencia para saber dónde termina el útero.

¿De qué depende la medida?

La medición de la altura uterina depende de diferentes factores:

– Del observador: existe variabilidad en la medición entre diferentes profesionales. AL igual que pasa en las ecografías.

– Del volumen de líquido amniótico: si tiene mucho o poco la medida será mayor o menor respectivamente.

– Del número de fetos: será mayor en los embarazos gemelares.

– De tú Indice de Masa Corporal: sí estás gordita es más difícil medirlo que en las delgadas.

– De la presentación del bebé: sí está en podálica (sentado o de nalgas), será mayor la medida

¿Qué indica sí tengo una medida inferior o superior a la media?

Salvando las posibles limitaciones de la media, alturas disminuidas indican retraso en el crecimiento y alturas aumentadas indicarían el contrario, bebés grandes.

Existe al menos, un 60% de correlación entre el peso del bebé y la altura del útero. No es nada despreciable, teniendo en cuenta que es una medida sencilla, barata de realizar y que no requiere de ningún aparataje electrónico.

Evidentemente, para valorar el crecimiento fetal se tienen en consideración otros factores que en su combinación podrán hacer sospechar si vamos bien o no.