parto40semanas

Todo lo que no te da tiempo a preguntar en la consulta debe estar aquí.


El recién nacido con hendidura del labio y/o paladar.

IMG_0401.JPG

El labio o paladar hendido es una malformación congénita de la cara y cavidad bucal. Ocurre durante la embriogénesis (desarrollo del feto en las primeras 8 semanas), dónde algunos de los tejidos no se fusionan.

Existen distintos tipos: labio parcial o completamente hendido, paladar hendido bilateral, o bien hendidura completa del labio y paladar.

La hendidura del velo del paladar siempre se encuentra en el centro, en cambio las otras hendiduras pueden estar en cualquier lado o incluso en ambos.

Podréis haber leído que  se conoce como el ” labio leporino”, aunque es incorrecto debido a que ese término está tomado del reino animal [del lat. leporem, ‘liebre’: «labio de liebre», pues ese animal tiene el labio superior cortado en el centro)].

Estos defectos son las malformaciones congénitas más frecuentes, estimando su frecuencia en Europa de 1 cada 500 nacidos.

Causas

Existen distintas teorías, auque todavía ninguna cierta. La más creíble apunta a que se produce por una combinación genética y a la influencia medio-ambiental negativa. Decir esto es como acertar si va a llover mañana, debido a que no se sabe que factor ha influido exactamente en su proceso. Dado que la formación de las estructuras faciales se realiza en unas pocas horas, los factores ambientales (medicinas, Rayos X, infecciones, stress, ruído..) pueden dar lugar a una falta de oxigenación que daña los tejidos del feto.

A destacar

La lactancia materna es un poco más dificil pero se consigue teniendo en cuenta una serie de consideraciones anatómicas y fisiológicas (explicaré en otra entrada).

La lactancia artificial, debe utilizarse una tetina más larga.

Las cirugías de cierre se suelen hacer entre la época de lactante y los 2 primero años de vida o incluso en la etapa prescolar, dependidendo del tipo que he comentado al principio.

Aceptar las reacciones de los demás

Como padres, tendréis que enfrentaros con valentía a vuestros propios sentimientos. Vosotros amáis a vuestro bebé tal y como es. Podéis y debéis discutir la nueva situación en la que os encontráis y sus consecuencias con los especialistas (Otorrinolaringólogos), pero es más dificil hacerlo cuando se trata de familiares, amigos o simplemnte conocidos.

La inseguridad o perturbación de todos ellos ante la malformación congénita de vuestro bebé puede dar lugar a situaciones muy violentas o incómodas, como por ejemplo que se pongan a lllorar o se apiaden del bebé…

No os debéis dejar influenciar por ello. La gente que forma parte de vuestro círculo social pronto apreciará vuestra manera de reaccionar ante la nueva situación y cuanto más relajados estéis, más sencillo será encontrar ayuda de otras personas.

Necesitaréis sentir palabras de aliento y aceptar la ayuda que os ofrezcan sin sentiros culpables por lo que ha ocurrido.

Una sonrisa feliz en el rostro de vuestro bebé, compensará todas vuestras preocupaciones.

La infancia es demasiado valiosa para no disfrutarla al máximo.

 

 

 

 


1 comentario

5 remedios que pueden ayudarte a vencer las nauseas y vómitos durante el embarazo

Photo Credit: Love.Sasha.Lynn via Compfight cc

Photo Credit: Love.Sasha.Lynn via Compfight cc

La causa de las nauseas y vómitos durante el embarazo no es conocida. Se piensa que existen una mezcla de factores   neuro-endocrinos y psicológicos, por ello existen distintos tipos de tratamientos, unos más efectivos que otros en las gestantes.

De todos modos debemos tener presente que el tratamiento es paliativo, no curativo. Algunos “remedios”  que  pueden mejorar  los  síntomas son:

1)Evitar  aquellos  alimentos  cuyos  olores provocan el cuadro.

Habitualmente todo lo que esté caliente te producirá más nauseas. El pescado y la leche suelen producirlo.

2)Evitar periodos prolongados de ayuno  y comidas  abundantes  de  difícil  digestión                                               (fraccionar en 5-6 ingestas).

3)Prestar  apoyo  psicológico:  es raro el caso en que la embarazada vomite durante todo el embarazo                                 (aunque existen, incluso el día del parto).

Los  síntomas  desaparecerán  al  4º mes y que  tendrán mejor desenlace en el parto.

4)Si todo esto no funciona, hay que tratar farmacológicamente.

Los  fármacos indicados se denominan antieméticos, y tienen una acción antihistamínica

y anti-espasmódica. Son:

–    Doxilamina (cápsulas de 10 mg Cariban®):  Si  la mujer   presenta   más   vómitos por   la mañana,  se  da  una  dosis  doble  por  la noche, ya que la doxilamina tiene efectos retardados.

Si  vomitase  todo  el tiempo  (no  predominase  una  parte  del día),  daremos  el   fármaco  3  veces  al día con  las  comidas-.

Como  efectos secundarios  presenta  somnolencia,  por lo  que  hay  que  tener en cuenta  si  la  mujer conduce.

–    Piridoxina (B6) (comprimidos de 300 mg 24/día):  Sólo  si   la   doxilamina  no  es suficiente.

–    Metoclopramida  (Primperán®):  Viene en comprimidos de 10mg;  damos 1/8h. Sería el último fármaco a probar.

5)Si  todo  esto  no  fuese  suficiente  y  la mujer  siguiese  con  vómitos,   hay  valorar el ingreso en el Hospital,  ya  que  hay  riesgo  de   deshidratación.

Es  muy importante   aislarla para   evitar   estímulos   desagradables, hidratarla (goteros),                                        corregir  el   estado  ácido-base  y  el  desequilibrio  electrolítico.

Además, podemos administrar sedantes y ansiolíticos (benzodiacepinas, clorpromacina…).

Con todo esto, la mujer debe mejorar en unos 2 días.

Cuando  la  mujer  esté  ya  en  fase  de recuperación,  le  damos  líquidos  fríos  y zumos de frutas-       en  pequeñas  cantidades,  asociados a antieméticos.

También puede resultar útil la psicoterapia, por la posible causa psicológica que dijimos al principio.

Normalmente con el tratamiento la mujer va  a  mejorar  y podrá irse a casa.

En muchas ocasiones ocurre que, cuando la mujer llega a casa y se encuentra con su medio hostil, los vómitos vuelven a  aparecer… Por eso, en ciertos casos, se aconseja que la pareja viva sola; para  eliminar así el efecto  negativo, sobre la mujer, de determinada figura incordiante.

Otros tratamientos que se han utilizado en el embarazo han sido: Cápsulas de Jenjibre, Homeopatía, jarabes de fructosa, con resultados dispares.


Contagio de citomegalovirus durante el embarazo

Photo Credit: NIAID via Compfight cc

Photo Credit: NIAID via Compfight cc

El embarazo es un estado fisiológico que predispone a que ocurran infecciones, principalmente por microorganismos capsulados como bacterias y parásitos debido a la alteración producida a nivel de la respuesta celular. En este período también son de gran importancia los daños causados por agentes virales ya que potencialmente pueden causar teratogénesis (malformaciones) y/o efectos secuelares invalidantes en el feto.La gran mayoría de las infecciones producidas durante el embarazo son enfermedades que afectan a la madre y como consecuencia de ello, al feto. Sin embargo, hay ocasiones en que se produce una infección que clínicamente puede pasar inadvertida en la madre, pero puede causar manifestaciones en el feto que serán conocidas en momento del parto, desde infecciones mínimas a muerte fetal.

El citomegalovirus (CNV) es como su propio nombre indica un virus que se transmite por vía respiratoria, orina, contacto sexual, por la lactancia materna y de madre a hijo (vertical).

El peor pronóstico, al igual que otros virus, se produce si la infección se da durante el primer trimestre de embarazo y antes de la semana 24 de gestación. El riesgo de trasnmisión al feto es del 40%. Si la infección se produce 4 meses antes del embarazo tiene un 8% de posibilidades de transmisión, en el 1 Trimestre un 30%, en el 2ºT un 45% y en el 3erT entre el 65 y 70%.

¿Afecta al feto si se transmite?

La infección fetal se produciría en cualquier trimestre del embarazo (50%), al parecer debido a su reactivación del virus endógeno materno durante el embarazo y al aumento de su secreción del cérvix durante el tercer trimestre con lo que facilitaría el contagio del producto durante el parto, en relación con lo anterior se debe tener presente que:

–  El 1-2% de los recién nacidos son infectados intraútero.

–  Entre el 80-90% de los fetos infectados son asintomáticos al nacer, de los cuales un 10-20% presentan secuelas tardías (neurológicas: retraso mental, ceguera y sordera).

–  Entre un 6-19% de los fetos con infección congénita desarrollan: (hepato-esplenomegalia, púrpura, ictericia, petequias, microcefalia, calcificaciones periventriculares y hernia inguinal), la mayoría a partir de una primoinfección (presentación sintomática y severa de la enfermedad).

–  En el caso congénito lo más frecuente e importante es un cuadro de neumonitis (inflamación del pulmón).

–  El retraso del crecimiento, microcefalia, hidrocefalia, calcificaciones cerebrales e hidrops fetal (edema generalizado del feto) son las repercusiones fetales más comúnmente encontradas.

¿Está indicado el cribado de esta enfermedad durante el embarazo?

No. Solo se solicitará una analítica para determinar el CNV si existe una clínica materna compatible con la infección, alteraciones ecográficas compatibles (retraso del crecimiento) o un pliegue nucal aumentado a pesar de un cariotipo normal.

¿Se puede prevenir?

La prevención primaria serían normas higiénico-dietéticas (lavado de manos y evitar contacto con niños menores de 3 años). Cuidado las que trabajáis en guarderías o jardines de infancia.

Se debería realizar a todas las mujeres que deseen quedarse embarazadas una analítica previa de infección de CMV y esperar 6 meses o 3 determinaciones de ADN en sangre materna negativas.

Existe tratamiento con antivíricos que se pueden utilizar durante el embarazo si se detectara la infección que podrían ayudar a minimizar las secuelas que dependen del trimestre en que se detecte durante el embarazo.

La malo de estas infecciones es que muchas veces pasan asintomáticas o como simples síntomas gripales y no se objetivan hasta que se detecta el retraso del crecimiento fetal. Estas infecciones tienen periodos ventana, los cuales pueden mostrar un resultado negativo hoy, y en 6 meses ser positivo.

Así que volvemos a la prevención primaria de la enfermedad y a lo que nos indiquen las ecografías.

 


Fármacos que puedes usar durante la lactancia.

Durante la lactancia existen fármacos que están contraindicados, al igual que durante el embarazo.

Os adjunto una página web donde podréis buscar por principio activo, por el nombre del medicamento o incluso hierbas medicinales.

Es muy fácil de interpretar y veréis que los resultados que os devuelve a la consulta está en niveles de 0 a 3 y por colores de verde a rojo.

Espero que os sea útil.

http://e-lactancia.org/


Madre Rh Negativa, que debo saber en el embarazo.

rhSeguro que te habrán comentado muchas cosas distintas sí eres Rh negativo, tan dispares que podríamos hacer un listado de 10 cosas distintas.

Bien, es muy sencillo de resumir. Para que pueda ocurrir una enfermedad en el feto llamada eritoblastosis fetal (es una anemia que se produce en el feto en los últimos meses de gestación), se deben dar las siguientes condiciones:

1) Madre: Rh negativa.

2) Padre: Rh positivo.

Si es negativo y sabes que ese es el único padre biológico ni caso a todo lo que voy a contar. Sin guasas!.

¿Qué debo saber?

En el análisis del primer trimestre, tu Matrona/Ginecólogo te habrá dicho que Grupo sanguíneo y Rh tienes. Además te habrán realizado una prueba para detectar Anticuerpos irregulares.

Si como he dicho antes, tú eres Rh negativa y nunca te han puesto sangre y es tu primer embarazo, los anticuerpos deben salir negativos.

¿Qué más se hace?

Hasta las 28 semanas nada más. En la analítica de las 24 semanas, se vuelve a solicitar los anticuerpos. Si de nuevo salen Negativos, a las 28 semanas se te administrará una inyección intramuscular (culete) para evitar futuros problemas. A esto es a lo que las mujeres le llaman la VACUNA, que por cierto, no lo es, es una inmunoglobulina.

¿Porqué me ponen esto?

Siempre se administra de forma preventiva, pensando que tu bebé tendrá el Rh heredado del padre biológico y por tanto, en teoría contrario al tuyo.

Hasta que tu bebé no nazca, no vamos a saber que Rh tiene. Se saca una muestra del cordón umbilical y se analiza.

¿Y tras el parto qué?

Si tu bebé es Rh negativo, como tú, ya no se te administra nada más y lo que pusimos a las 28 semanas no ha afectado en nada.

Si tu bebé es Rh positivo, como el padre, se te administra una 2ª dosis de Inmunoglobulina Anti-D.

¿Qué pasa si no me la han puesto a las 28 semanas?

Hasta las 34 semanas hay tiempo, después ya no valdría la pena.

¿Y si es mi segundo/tercer embarazo?

Si una mujer no se pusiera la Anti-D en el primer embarazo y su bebé al nacer fuera positivo, quedaría inmunizada contra el grupo positivo (cuadrados amarillos de la imagen).

Si esta mujer tiene otro embarazo y el bebé es positivo, su sistema inmune atacaría al feto y moriría. Y es por este motivo precisamente que la gestante debe administrarse el mismo tratamiento en todos los embarazos, abortos o amniocentesis que tenga en su vida reproductiva, para evitar inmunizarse contra el Rh POSITIVO.

 

Resumen:

Madre Rh negativa y Padre positivo.

Analítica 24 semanas: anticuerpos irregulares

Administración semana 28 Anti-D

Análisis Rh bebé tras parto. Sí +, 2ª dosis de Anti-D. Si es negativo NADA.

 

Si hay Aborto o Amniocentesis, administrar tras cada uno.

 

 


¿Puedo utilizar bolas chinas durante el embarazo?

El suelo pélvico es una hamaca de músculos que sujetan a la vejiga, útero y recto. Existen distintos factores por los que el suelo pélvico puede quedar debilitado y uno de los más importantes es el EMBARAZO.

El daño sobre el suelo pélvico (SP) puede asociarse al número de embarazos, a la ganancia de peso en la gestación, al peso del bebé y a cómo termine el parto (instrumentado o no).

No es cierto que la cesárea evite la lesión del SP, y queda demostrado por diferentes estudios, dónde mujeres con cesáreas tienen el mismo deterioro que las que paren por vía vaginal.

En cambio, los partos instrumentados (ventosa, forceps o espátulas) se han relacionado más con patologías del SP en comparación con el parto vaginal normal.

¿Cómo podemos evitar una lesión?

Existen distintos factores a tener en cuenta:

1) Los controlables por ti: Control del peso (depende de tu IMC pregestacional– ver entrada), ejercicios de suelo pélvico y el número de embarazos.

2) Los externo a ti: El peso del recién nacido, evitar un desgarro de grado III-IV (puede evitarlo-ver enlace) y la instrumentación del parto.

¿Cómo se hacen los ejercicios de suelo pélvico?

Se trata de realizar contracciones repetidas del periné, similar a cuando tienes ganas de orinar y necesitas aguantarte. Debes notar como se contrae la vagina y el recto. Debes hacer 10 repeticiones lentas 5 veces al día.

Habrás oído muchas veces que al sentarte en el WC cortes el chorro de la orina. Esto a demás de no ser recomendable, puede lesionarte el esfínter. Solo se debe recurrir a esta maniobra si no consigues saber qué músculos debes contraer.

¿Qué ventajas puedo conseguir?

Evitarás la incontinencia urinaria de esfuerzo (al toser, reír), mejorarás en lubricación vaginal, las relaciones sexuales serán más placenteras y evitarás que cuando tengas la menopausia se te desprenda la vejiga-útero -recto.

Vale me has convencido, ¿Cómo lo hago?

Como se que me vas a decir que los ejercicios sí que los harás y a la semana dirás que se te olvidan y son un rollo, te voy a recomendar que compres un pack de Bolas chinas Lelo.

¿Cómo funcionan?

Sí alguna vez has usado tampax en la regla y lo has puesto mal, sabes perfectamente que te molesta. Eso es porque el tercio inicial de la entrada de la vagina tiene sensibilidad, pero el final no lo tiene. Si lubricas la bola y la introduces hasta el fondo de la vagina no la notarás, pero como pesa irá cayendo hasta que sí la notes.

Al notar la bola (empieza siempre con 1, no con 2), apretarás los músculos que te decía antes para que no se te caiga a las bragas. Sí se caen debes volver a introducirlas y volver a empezar.

Debes ser capaz de llevarlas 2 horas todos los días y al menos durante 1 mes.

¿Y estando embarazada puedo utilizarlas?

Sí. Debes evitarlas a partir de las 34 semanas, durante el resto del embarazo sin problemas. Evidentemente si tienes una amenaza de parto prematuro, sangrado no identificado o una placenta previa deberías abstenerte.

¿Y tras el parto?

Cuando dejes de sangrar, o a partir de los 40 días postparto ya puedes volver a la carga.

Os adjunto es vídeo donde podréis ver las bolas y un pequeña explicación.