parto40semanas

Todo lo que no te da tiempo a preguntar en la consulta debe estar aquí.

¿Nos tomamos una caña?, #alcohol y #embarazo

2 comentarios

El alcohol etílico es uno de los teratógenos( que produce malformaciones) más potentes. El abuso de alcohol por la embarazada se ha asociado a un aumento del riesgo de aborto y de nacidos muertos, además de una serie de alteraciones físicas y psíquicas en el niño. La variabilidad es muy grande y abarca un gran espectro de síntomas y signos.

El síndrome alcohólico fetal completo, se caracteriza por la presencia de unos rasgos faciales típicos que, incluyen una fisura palpebral pequeña, una nariz pequeña y desviada hacia arriba, con un receso infranasal largo y simple, y un labio superior fino. Se piensa que estos rasgos faciales son patognomónicos (si están presentes aseguran el diagnóstico) de exposición prenatal al alcohol, aunque no todos los niños expuestos desarrollan esas características faciales. Además de los rasgos faciales típicos, se observa también un retraso del crecimiento y una alteración en el desarrollo neurológico, incluyendo, retraso mental y problemas de comportamiento.

 Rasgos faciales típicos: nariz pequeña, labio superior fino, fisura palpebral pequeña.  Retraso de crecimiento
 Alteraciones neurológicas: retraso mental, problemas de comportamiento.

Sin embargo, no se ha establecido cuál sería el nivel seguro del consumo de alcohol en la embarazada. Se han descrito anomalías físicas y psíquicas importantes incluso con consumos bajos de alcohol (5-10 copas a la semana). Numerosos artículos han publicado alteraciones aisladas del síndrome alcohólico fetal, en pacientes con consumos bajos de alcohol, aunque no presenten el síndrome completo.

Se han observado problemas de comportamiento como: hiperactividad, falta de atención y tiempo de reacción alterado, en niños en edad preescolar. En la etapa escolar se han identificado problemas de aprendizaje, impulsividad, déficit de memoria y tendencia a abstraerse fácilmente. Incluso, cuando el consumo de alcohol en la embarazada es bajo, a nivel social (menos de 2 copas al día), también se evidencian problemas de aprendizaje y de comportamiento.

Por lo tanto, se puede decir que, el síndrome completo es la situación más grave de un amplio espectro de alteraciones, en los niños que, durante el embarazo, han sido expuestos a alcohol por consumo materno. Se dice que sólo 1 de cada 10 niños con alteraciones secundarias al alcohol tiene el síndrome completo. El síndrome completo sería como la punta del iceberg del problema.

Atención al dato “Se estima que con algo menos de una copa diaria ya se pueden observar efectos nocivos sobre el feto”.

Por lo tanto se debe recomendar a todas las mujeres embarazadas que se abstengan del consumo de alcohol en la gestación.

Así que dejaremos las cañas para otro momento!!. Ah, y tampoco para la lactancia materna, no es verdad que la cerveza aumente la producción de leche.

Saludos.

Anuncios

Autor: Rafael Vila Candel

Especialista en Enfermería Obstétrico-Ginecológica. Doctor por la Universidad Católica de Valencia. https://www.researchgate.net/profile/Rafael_Vila-Candel/info

2 pensamientos en “¿Nos tomamos una caña?, #alcohol y #embarazo

  1. Una entrada genial y útil. Todavía encuentro mujeres que incluso creen que un poquito de alcohol, un vinito o una caña, es beneficiosa. Desmontar las creencias es más difícil que crear unas nuevas. Gracias.

    Me gusta

  2. Pingback: Ser madre a los 40 años. ¿Qué debo esperar de mi embarazo? | parto40semanas

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s