parto40semanas

Todo lo que no te da tiempo a preguntar en la consulta…


Deja un comentario

Tabaco y peso al nacer

fuma y eco

Numerosos estudios han intentado determinar la relación entre la exposición ambiental al humo del tabaco en mujeres embarazadas y el peso al nacer, obteniendo resultados dispares, aunque la mayoría muestran un mayor riesgo de bajo peso al nacer en mujeres expuestas al tabaco. Estos estudios están limitados por la dificultad de cuantificar con precisión la exposición materna y el ajuste de los múltiples factores que afectan el peso al nacer. De forma similar a como ocurre con el peso pregestacional recordado por la mujer, la gestante que fuma tiende a subestimar el número de cigarros consumidos. El recién nacido con  bajo peso al nacer cobra importancia con este hábito tóxico, así como una posible relación con el deterioro de la salud infantil por el efecto citotóxico( tóxico para las células).

El tabaquismo durante la gestación, y en particular durante el tercer trimestre, está relacionado con el peso al nacer, de tal forma que  a mayor número de cigarrillos consumidos menor es el peso al nacer. En consecuencia, fumar durante el tercer trimestre parece tener el mayor impacto en el peso al nacer.  Las mujeres que dejan de fumar en el tercer trimestre tienen neonatos con un peso al nacer similares a los de las madres no fumadoras.

Según los estudios consultados,  por cada cigarrillo consumido el peso al nacer se reduce en aproximadamente 21 g; si por ejemplo la media de cigarrillos consumidos es de 5 al día,  la reducción total del peso al nacer estará entorno a 105 g, si fueran 10/día el peso se vería reducido en 200 g.

Así que otra razón para dejar de fumar  durante el embarazo es que el peso se verá afectado de forma importante, alrededor del 8-9%, un porcentaje nada despreciable si nuestro bebé fuera bajo peso o prematuro.

Por cierto, un fármaco homeopático que nos puede ayudar a reducir nuestra dependencia y ansiedad al tabaco es el SEDATIF PC, 2 comprimidos chupados 3 veces al día.

Bibliografía:

Kharrazi M, DeLorenze GN, Kaufman FL, Eskenazi B, Bernert JT, Jr., Graham S, et al. Environmental tobacco smoke and pregnancy outcome. Epidemiology. 2004 Nov;15(6):660-70.

Alonso A, Cano J, Girón A, Yep G, Sánchez M. Peso al nacimiento y tabaquismo familiar. An Pediatr (Barc). 2005 Aug;63(2):116-9.

Sánchez-Zamorano LM, Téllez-Rojo MM, Hernández-Ávila M. Efecto del tabaquismo durante el embarazo sobre la antropometría al nacimiento. Salud Publica Mex. 2004 Nov-Dec;46(6):529-33.

Hellerstedt WL, Himes JH, Story M, Alton IR, Edwards LE. The effects of cigarette smoking and gestational weight change on birth outcomes in obese and normal-weight women. Am J Public Health. 1997 Apr;87(4):591-6.


2 comentarios

Por cada cigarrillo que fumas reduces el peso al nacer en 20 gramos

Una tesis constata que por cada cigarrillo al día que fume la madre durante el tercer trimestre de gestación el bebé reduce su peso al nacer en 20 gramos

Defendida en la Universidad Católica de Valencia por Rafael Vila ha obtenido la calificación de sobresaliente cum laude

 https://www.ucv.es/index.aspx

14/01/2014

Rafael Vila, Profesor de la Facultad de Enfermería de la Universidad Católica de Valencia y matrón del Departamento de Salud de La Ribera.

 

La tesis doctoral “Variables antropométricas, hematológicas, obstétricas y tóxicas que influyen en el peso al nacer: modelo predictivo’, defendida por Rafael Vila, profesor de la asignatura “Cuidados de la mujer” en la Facultad de Enfermería de la Universidad Católica de Valencia “San Vicente Mártir”, ha obtenido la calificación de sobresaliente cum laude.

Rafael Vila, que también es matrón del Departamento de Salud de La Ribera y presta sus servicios en el CSI de Carlet y en el Hospital de La Ribera de Alzira, ha constatado en este estudio en el que ha basado su tesis realizado sobre 140 gestantes que “por cada cigarrillo que la madre fume durante el tercer trimestre de embarazo el bebé reduce su peso al nacer en 20 gramos”.

Este hecho supone que “si una madre fuma, por ejemplo, entre 5 y 10 cigarrillos al día a partir de la semana 25 de gestación, el niño puede ver reducido su peso al nacer entre 100 y 200 gramos”, ha asegurado. Una cantidad suficientemente elevada como para preocuparse en el caso de que el bebé pudiera verse afectado por bajo peso.

Asimismo, ha manifestado que, de igual forma, si una madre fumadora deja de hacerlo durante el primer o segundo trimestre, “al feto no llega a afectarle la reducción de peso”. Por este motivo ha subrayado “la importancia de que las madres no fumen durante la gestación, especialmente al final”.

Estos datos surgen de un nuevo modelo predictivo, que incluye múltiples variantes y que ha formulado Vila en su tesis doctoral que para la categoría de normo-peso mejora la precisión de la ecografía en la predicción del peso al nacer en un promedio del 10’48 por ciento.

La importancia del nuevo modelo realizado por Vila radica en que el peso proyectado a las 40 semanas calculado en la ecografía del tercer trimestre sobreestima el peso al nacer en 300’89 gramos, “lo que supone  un error medio de un 10’75 por ciento”, ha matizado.

Mientras que su modelo predictivo tiene solo un error medio del 0’54 por ciento. Esto es, “infravalora el peso al nacer en 0’07 gramos y mejora la precisión del que ofrece únicamente la ecografía en un 10’49 por ciento”, ha concretado el nuevo doctor.

El modelo de regresión multivariante, como lo denomina y propone Vila, parte de la ecografía habitual que se realiza en el tercer trimestre, a la que añade otras variables, además del consumo de tabaco, como la edad gestacional, la altura uterina y el índice de ferritina sérica también en el tercer trimestre.

La altura uterina -medición que realiza la matrona desde el hueso pélvico hasta el fondo del útero- “es la variable con más clara asociación significativa respecto a la predicción del peso al nacer”, incluso supera en precisión a la ecografía, según una de las conclusiones de esta tesis doctoral.

Precisamente, cada vez más, ha lamentado Vila, la predicción del peso al nacer se basa únicamente en la ecografía realizada en el tercer trimestre de gestación, y se sabe que tiene un error de precisión en torno al 11%. Esta precisión puede mejorarse añadiendo las variables maternas del modelo multivariante a la medición ecográfica del tercer trimestre. Con estos datos se constata la importancia de añadir la variable de la altura uterina a la predicción de la ecografía.

En este sentido, el nuevo doctor por la Universidad Católica de Valencia ha observado que su modelo predictivo “es factible y no necesita ni de medios materiales sofisticados ni de gran pérdida de tiempo, puesto que son satos recogidos por la matrona en el centro de salud”.

IMC PREGESTACIONAL, RELACIONADO CON EL PESO AL NACER

Otra de las aportaciones que realiza la tesis de Rafael Vila es la certificación de que el IMC (índice de masa corporal) pregestacional está relacionado con el peso al nacer de forma independiente, “de tal forma que a mayor IMC antes del embarazo, mayor peso del niño al nacer”, ha expresado.

De esta forma, la ganancia de peso gestacional total no parece influir de forma directa sobre la predicción de peso al nacer.

Los datos de la tesis de Vila refrendan otros estudios internacionales. Así, para la categoría materna de normopeso la ganancia de peso gestacional por encima del límite recomendado aumenta el riesgo de tener recién nacidos con peso GEG, “una mayor retención de peso postparto y mayor riesgo de cesárea respecto a las que se adecuan a las recomendaciones”.

En cambio, una ganancia de peso gestacional menor a la recomendada presenta más riesgo de tener un recién nacido con bajo peso respecto a las que siguen la ganancia de peso recomendada.

Entre las recomendaciones de la OMS figura que una mujer con bajo peso, según su IMC, puede engordar de 12’5 a 18kg durante su gestación; mientras que si tiene normopeso debería engordar entre 11,5 y 16kg.

Por arriba de la media del IMC, una mujer con sobrepeso debería engordar entre los 7 y los 11kg y si es obesa entre 5 y 9kg.

Al respecto, Vila ha considerado que si las mujeres con sobrepeso y obesas las obesas engordan más de lo recomendado “van a tener un niño más grande, que supone mayor riesgo de terminar en cesárea, así como complicaciones en el embarazo como diabetes gestacional o hipertensión, entre otras”.

Esta tesis ha sido dirigida por los Dres. Fernando Guzmán Naranjo y D. José Mª Martín. Su defensa se ha realizado ante un tribunal compuesto por la Dra. María Manuela Morales, de la Universitat de València, que ha actuado como Presidenta del Tribunal; Dra. Rosa Barrachina, del Hospital Universitario La Ribera, como Secretario; y los vocales Dres. Alfredo Perales, de la Universitat de València; Dr. César Victoria, de la Universidad Católica de Valencia, y Dra. Rita Espejo, del Hospital Universitario La Ribera.


2 comentarios

Placenta previa

La placenta previa es la inserción total o parcial de la placenta en el segmento inferior del útero, de forma tal que obstruya parcial o totalmente el orificio cervical.

Dependiendo de su situación:

  • Tipo IV lateral o de inserción baja: el borde inferior de ésta no llega al orificio cervical.
  • Tipo III marginal: el borde de la placenta llega al orificio cervical pero no lo ocluye.
  • Tipo II parcial: si el orificio cervical interno está parcialmente  recubierto.
  • Tipo I total o completa: si el orificio cervical interno está totalmente recubierto por la placenta.
Tipos placenta previa

Tipos placenta previa

Incidencia

  • Aproximadamente 1/200 (0,5%) de gestaciones.
  • Responsable del 20% de las hemorragias del tercer trimestre.
  • No se puede hablar de placenta previa hasta que esté formado el segmento inferior.

Factores relacionados con mayor riesgo para placenta previa

  • Edad: 20-29 años 1 de cada 300; >35 años 1 de cada 100; >40años 1 de cada 50.
  • Paridad.
  • Cicatrices previas: cesáreas anteriores, legrados, miomectomías…
  • Embarazo múltiple.
  • Antecedente de placenta previa.
  • Eritroblastosis, tabaquismo, cocaína, sífilis
  • Raza (se ha relacionado con asiáticas), sexo fetal masculino, altitud (desarrolla placentas grandes por la falta de oxígeno).
  • Clínica

    Ocurre en el 2º o 3er trimestre de gestación (época de viabilidad). 1/3 <30 semanas; 1/3 30-36 semanas; 1/3 >36 semanas.

    • Puede estar asintomática.
    • Aparición de metrorragia brusca indolora. Sangre roja, fluida, rutilante (el sangrado del DPP es oscuro y escaso). Habitualmente autolimitada, de <500 ml, con tendencia a reaparición cada vez más frecuente y con mayor intensidad. Suele ser un inicio por episodios.
    • No algias abdominales, no contracciones.

    Generalmente ocurre sin causa aparente. Otras veces: tras relación sexual, reconocimiento, RPM, APP…

    Diagnóstico

    Ante sospecha de una placenta previa no debe realizarse el tacto vaginal. La especuloscopia entraña también riesgo de sangrado. La primera exploración complementaria a realizar si se sospecha por la clínica es la ecografía.

    • Ecografía abdominal: de primera elección.
    • Ecografía transvaginal.
    • Ecografía transrectal: normalmente no se hace.

    Son causa de falsos positivos / negativos en el diagnóstico ecográfico la obesidad materna, repleción vesical, presentación fetal baja, placenta posterior, presencia de coágulos en SUI (Segmento uterino inferior)

    Es frecuente encontrar una situación/presentación fetal anómala (transversa o podálica).

    • Otras exploraciones complementarias:
      • Es muy importante para el diagnóstico diferencial del DPP, la palpación abdominal, que revelará un útero blando adecuado a EG. Malpresentación fetal o situación anómala.
      • CCTG: habitualmente ausencia de dinámica uterina, ausencia de hipertono. Patrón fetal reactivo (excepto en gran hemorragia).


Deja un comentario

Tinte para el pelo y embarazo

Existen tres tipos de coloración. Cada una viene determinada por la duración de los resultados. La temporal, o tono sobre tono, aporta color mediante moléculas pigmentadas que se adhieren al exterior de cabello. La semipermanente no contiene peróxido ni amoniaco (o lo incluyen en cantidades muy bajas), penetra en la zona superficial del tallo capilar y altera su estructura de forma más leve. La permanente contiene un agente oxidante (amoniaco o un sustituto) que penetra en el interior de la fibra capilar y retira el pigmento natural de cabello (la melanina), lo que permite que el color se fije de forma definitiva.

«Es imposible desarrollar un tinte efectivo sin ningún componente químico», afirma Ian Michel, director de coloración de Aveda. Lo que hacen los naturales es reemplazar un número de estos agentes sintéticos por otros de origen natural, principalmente aceites y extractos vegetales. Pero eso no significa que sus formulaciones estén libres de ingredientes químicos. El único tinte totalmente natural que existe hoy en el mercado es la henna, pero las variedades de color son muy limitadas y desaparece a los pocos lavados.

Los fabricantes advierten sobre el uso de tintes cuando se está embarazada y en periodo de lactancia, y aconsejan realizar un test de sensibilidad 48 horas antes. Pero si se siguen las instrucciones de uso al pie de la letra y se respetan los tiempos de exposición, el riesgo real es mínimo. «Dado que la superficie de aplicación es pequeña y la penetración de los componentes a través de la piel es muy escasa, en condiciones normales de uso no se alcanzarían las dosis necesarias para que pudiese producir una trasmisión que supusiese un riesgo para el feto».

Parece razonable que el tinte semi-permanente es el más recomendable para su uso en el embarazo, por carecer de amoníaco y por su escaso contacto con el cuero cabelludo. La evidencia científica es escasa con respecto al tema y el uso de colorante semi-permanentes en experimentos con perros, ratas y conejos no mostraron  efectos teratogénicos, es decir no produjeron malformaciones en sus crías.


Chronic toxicity, teratologic, and reproduction studies with hair dyes
  • a Clairol, Inc., Stamford, Connecticut 06902 USA
  • b Bristol-Myers Products, New York 10022 USA


Deja un comentario

Infecciones del aparato genital en el embarazo

producto_gama1El término «infección del tracto genital inferior» comprende aquellos procesos infecciosos que afectan la vulva (vulvitis), vagina (vaginitis) y cérvix (cervicitis), acompañados generalmente de leucorrea (mayor cantidad de flujo) y prurito. Es rara la localización en un solo lugar.

Vulvovaginitis: Proceso inflamatorio-infeccioso que afecta a la vulva y/o vagina, acompañada, generalmente, de leucorrea o secreción vaginal. Este término se ha extendido a las infecciones que se manifiestan por leucorreas anormales (realizando diagnóstico diferencial con la leucorrea fisiológica, que se define como aquella secreción con un volumen superior al habitual, en ausencia de elementos anormales), incluso sin reacción inflamatoria.

La infección por Cándida representa entre un 20-30% de todas las infecciones genitales y son las más frecuentes de las micosis humanas. La C. Albicans es un comensal que puede formar parte de la flora digestiva, piel y mucosas, actuando como reservorio si solo se hace tratamiento vaginal local. Los factores predisponentes están presentes, probablemente en casi todas las pacientes con candidiasis, aunque su identificación no siempre es posible:

– Gestación: Es el factor predisponente más frecuente. Los niveles hormonales elevados durante el embarazo, así como el contenido de glucógeno de la vagina constituye un ambiente favorable para su crecimiento.

La infección es asintomática entre 10-20%. Los síntomas más frecuentes son la leucorrea (blanquecina, grumosa, viscosa, como el yogur), picor vaginal e irritación, dolor al orinar y en las relaciones sexuales.

Se debe tratar con una dosis de Clotrimazol vía vaginal y crema por los labios.Se añadirá un jabón como Saugella para aliviar la irritación. Sólo es recomendable lavarse con jabón una vez al día para evitar eliminar la flora benigna de la mujer.


Deja un comentario

Marisco y embarazo

acuicultura_sin_anisakisCon la llegada de la Navidad, las embarazadas me preguntan por si está permitido el consumo de marisco, moluscos y demás placeres gastronómicos. Debemos diferenciar dos enfermedades que pueden afectar a nuestro embarazo, y que a la vez, son dispares entre ellas.

El consumo de pescado, marisco y crustáceos fresco, es el que nos puede contagiar el ANISAKIS.

La anisakiasis es la enfermedad ocasionada por la infección de gusanos Anisakis. Aparece con frecuencia en áreas del mundo en las que el pescado se come crudo o ligeramente salado o condimentado. Las áreas con mayor nivel de ocurrencia son: Japón (tras comer sushi o sashimi) donde se contabilizan el 95% de los casos de esta enfermedad que se producen en el mundo, Escandinavia (del hígado de bacalao), los Países Bajos (por comerarenques infestados y fermentados, llamados maatjes), y a lo largo de la costa pacífica de Sudamérica (por comer ceviche).

Horas después de la ingestión de las larvas del parásito, pueden aparecer dolor abdominalnáuseas y vómitos. A veces, se llega a expulsar las larvas tosiendo. Si las larvas pasan al intestino, puede producirse una severa reacción alérgica.

El diagnóstico se puede lograr mediante examen gastroscópico durante el que las larvas de 2 cm se visualizan y eliminan, o mediante examen histopatológico del tejido retirado en la biopsia o la cirugía.

Debido a que las larvas de Anisakis sobreviven 50 días en el pescado guardado a 2 ºC, dos horas a -20 ºC, dos minutos a 60 ºC(en caliente) y dos meses en vinagre (boquerones), es importante asegurar medidas de control. Una de las principales medidas de control de la infestación es informar a la población sobre los riesgos que conlleva el consumo de pescado crudo o insuficientemente cocinado, que permite así la ingestión de las larvas vivas.

En España, se fija la obligatoriedad, para los establecimientos que sirven comida, de someter todos los pescados que se vayan a servir en crudo o casi crudos a un ciclo de congelación de 24 h a una temperatura igual o inferior a -20°C. Esto incluye productos de la pesca que han sido sometidos a un proceso de ahumado en frío en el que la temperatura central del producto no ha sobrepasado los 60°C. Igualmente estarán obligados a garantizar la congelación en las mismas condiciones si se trata de productos de la pesca en escabeche o salados, cuando este proceso no baste para destruir las larvas.

Así pues, podrás consumir marisco hervido (+ de 2 minutos), y pescados cocinados (horno), previa congelación del producto el día anterior, para minimizar los riesgos.

El tema del Toxoplasma, ya lo hemos hablado en otros post, pero recuerda que no puedes consumir productos de carne cruda (salchichón, salami, fuet, etc…), y el jamón serrano que esté bien curado (> 14 meses). Respecto al paté, no hay problema porque está hervido en su elaboración.

Felices fiestas y buen provecho.


Deja un comentario

Hemorragia en el 2º trimestre

placenta-previa_image001Antes de la viabilidad fetal (semana 24), cualquier sangrado del embarazo con feto vivo deberá de ser tratado de forma expectante. A partir de la semana 24 la viabilidad fetal nos obliga a cambiar la conducta, que dependerá de la causa del sangrado siendo las más frecuentes la placenta previa (PP) y el desprendimiento prematuro de placenta normo-inserta (DPPNI).

PLACENTA PREVIA

Presentación:

Se manifestará a través de hemorragia vaginal en diferente cuantía. Hemorragia típicamente de sangre roja e indolora que comienza de forma insidiosa(poco a poco); se suelen presentar varios episodios durante el embarazo.

Toda gestante con hemorragia del segundo o tercer trimestre es sospechosa de placenta previa. El diagnóstico es clínico y su confirmación ecográfica. Siempre  se hará un ingreso hospitalario para mantener el en reposo absoluto hasta su confirmación.

DESPRENDIMIENTO PREMATURO DE PLACENTA

La paciente acude a urgencias por dolor abdominal intenso, sangrado y endurecimiento brusco del abdomen (hipertonía).

El diagnóstico es clínico y urgente. La ecografía sirve para distinguir un hematoma retroplacentario, viabilidad fetal, así como para el diagnóstico diferencial (placenta previa, rotura uterina, vasa previa).

Con feto vivo, debe realizarse cesárea urgente, ya que la muerte del feto suele ser súbita. El parto vaginal solo se intentará en gestantes multíparas con buenas condiciones cervicales y sin signos de sufrimiento fetal.

Con feto muerto: se intentará la vía vaginal mediante amniotomía y oxitócicos, recurriéndose a la cesárea si el parto no evoluciona o el estado general de la paciente empeora.

Si optamos por tratamiento conservador, tanto en los casos de Placenta Previa como en los de Desprendimiento de Placenta leve y estable, las medidas a tomar serán las siguientes:

1. Reposo en cama.

2. Dieta absoluta,control de diuresis y perfusión endovenosa.

3. Valoración de la pérdida hemática cada 48 horas. Transfundir en caso necesario.

4. Corticoides para lamaduración pulmonar.

5. Control del bienestar fetal cada 24horas o más frecuente si la metrorragia es importante.

6. Valoración ecográfica de la placenta y del crecimiento fetal.

7. Tratamiento tocolítico si se asocia amenaza de parto prematuro. (elimina las contracciones)

8. Profilaxis antibiótica si es preciso.


Deja un comentario

Infección urinaria en el embarazo

orinaLa infección urinaria es la complicación médica más frecuente del embarazo, aunque la clínica más frecuente es la cistitis (infección de la vejiga), un cuadro sencillo fácil de tratar, en ocasiones se presenta como pielonefritis, una entidad más grave con repercusiones a veces importantes tanto para la madre como para el feto.

Presentación:

- Disuria (dolor al orinar), polaquiuria (orinar muchas veces) y tenesmo vesical (tras haber orinar tener las mismas ganas).

- Hematuria (sangre en orina).

- Fiebre y dolor abdominal (frecuente en las pielonefritis agudas que desencadenan contracciones).

- Fiebre y dolor en una fosa renal con mayor frecuencia la derecha. Los riñones están localizados un palmo más arriba que la cintura lumbar. Es frecuente señalarse las lumbares para referir que le duelen lo riñones, pero está mucho más arriba.

La clínica de Pielonefritis Aguda, incluye fiebre alta (39-39,5ºC), escalofríos (que sugieren bacteriemia) y dolor lumbar (uni o bilateral que se irradia por el trayecto ureteral y por los flancos hacia las fosas iliacas).

La cistitis aguda se presenta habitualmente en el segundo trimestre, la pielonefritis en el primero y en el tercer trimestre y la bacteriuria asintomática en el primer trimestre de la gestación.

Para hablar de cistitis aguda será necesario tener un urocultivo con más de 100.000 UFC/ml y leucocituria (leucocitos en orina), superior al nivel máximo normal de 10 leucocitos /ml.

Tratamiento bacteriuria asintomática y cistitis se hará con antibiótico. Suele emplearse Penicilina o Fosfomicina, ambas seguras para el embarazo.

Es muy importante recordar la importancia de mantener una buena ingesta de líquidos (3litros/día) y de pautar un buen analgésico y antitérmico en caso de presentar fiebre:

- Paracetamol 500mg 1cp/ 8-6 h vía oral.


Deja un comentario

Ardor de estómago en el embarazo

En el embarazo es bastante frecuente que las pacientes se quejen de ardor (pirosis), sobre todo a medida que avanza el embarazo. Esta sensación de ardor a nivel retroesternal (en el centro del pecho) está producida por el reflujo gastroesofágico, consecuencia de la relajación del esfínter esofágico inferior (el que se encuentra en el límite con el estómago). En el embarazo es frecuente que se produzca una relajación del esfínter esofágico inferior que facilita el reflujo del contenido del estómago hacia el esófago. El reflujo gastroesofágico repetido puede producir esofagitis por reflujo. Suele aparecer a partir del 2º trimestre, aunque algunas embarazadas en el primero ya lo tienen. De ningún modo está relacionado con el crecimiento del pelo del bebé, es otro mito más que afecta al mundo de la maternidad.

El tratamiento más habitual consiste en elevar la cabecera de la cama (por ejemplo: doble almohada) y administración de medicamentos. Primero se administran antiácidos como el sucralfato (Almax®), pero si la sensación de ardor se hace persistente se pautan fármacos que inhiben la secreción de ácido por el estómago. La ranitidina es el inhibidor de la secreción de ácido clorhídrico de primera línea en la embarazada. El omeprazol se reserva para casos resistentes a la ranitidina. El omeprazol se debe evitar en el primer trimestre de embarazo porque no está garantizada su seguridad teratogénica.

Otro tratamiento que suele funcionar es el homeopático con Gastrocynesine, 2 comprimidos antes de cada comida. Se chupan o se ponen debajo de la lengua. No se debe comer nada 15 antes ni después.

Muchas embarazadas requieren tratamiento mantenido con ranitidina durante gran parte del embarazo.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 151 seguidores