parto40semanas

Todo lo que no te da tiempo a preguntar en la consulta debe estar aquí.


Deja un comentario

Aborto de 9 semanas

En el periodo embrionario se forman los órganos que, posteriormente, madurarán y crecerán durante la etapa fetal. El termino embrión, en sentido amplio, hace referencia al ser humano en desarrollo, en sus primeras etapas.

El termino feto, viene del latín y significa descendencia no nacida. Después del periodo embrionario, en el que se desarrollan todos los órganos del ser humano, éste pasa a llamarse feto hasta el momento del nacimiento. Durante la etapa fetal tiene lugar el crecimiento y desarrollo de los órganos ya formados en la etapa embrionaria.

La determinación final de la etapa embrionaria y el principio de la etapa fetal es un concepto arbitrario. La mayoría de embriólogos determinan el inicio de la etapa fetal a las 8 semanas de desarrollo embrionario (8 semanas tras las fecundación, o lo que es lo mismo, 10 semanas después de la fecha de la última regla o 10 semanas gestacionales).

Hay que tener en cuenta que la gestación se mide en semanas, contando a partir de la fecha de la última regla, y que la ovulación y fecundación se produce unas 2 semanas tras la última regla. Por lo tanto, existe un desfase de 2 semanas entre lo que se denomina edad gestacional y edad de desarrollo embrionario real.

Normalmente, el desarrollo del ser humano se divide en dos partes fundamentales, prenatal (antes del nacimiento) y postnatal (tras el nacimiento). Esto se debe a que, el nacimiento constituye un cambio brusco de ambiente evidente y un cambio en la forma de recibir el oxígeno y los alimentos. No obstante, el desarrollo del ser humano, ni termina en el momento del nacimiento, ni empieza en él. Después del nacimiento todavía quedan importantes cambios por producirse. Además del crecimiento y maduración, se produce el desarrollo de los dientes durante la niñez, y los grandes cambios de la pubertad, tanto en el hombre como en la mujer. Casi todos los cambios del desarrollo terminan sobre los 25 años de edad. El crecimiento y desarrollo de los dientes no termina hasta bien avanzada la edad adulta. La erupción del tercer molar (muelas del juicio) empieza entre los 18 y 26 años de edad. Se trata, por tanto, de uno de los últimos cambios en el desarrollo del ser humano. El resto de cambios son debidos, fundamentalmente, al proceso de envejecimiento, y no al desarrollo propiamente dicho (disminución de la altura, de la masa muscular y de la masa ósea, arrugas de la piel, etc.).

Por lo tanto, carece de cualquier fundamento científico, considerar que, el ser humano no es ser humano en algún momento de su desarrollo, por el hecho de no estar completamente desarrollado; o que, no es ser humano antes del nacimiento, por el hecho de depender su vida completamente de la de la madre; o que no es ser humano antes de las 24 semanas de gestación, por el hecho de que los pulmones no están suficientemente desarrollados para obtener el oxígeno directamente del aire; o que no es ser humano antes de las 16 semanas de gestación; o que no lo es antes de las 12 semanas; o que no lo es antes de tomar forma “humana”. El único salto cualitativo en el desarrollo y la vida del ser humano se produce en su inicio (la concepción o fecundación) y en su final (la muerte). El resto es un proceso biológico continuo. También desde el punto de vista semántico, el ser humano es siempre ser humano desde la concepción hasta la muerte: “ser” por que existe, y “humano” porque tiene unas características que lo diferencian de otros seres vivos, es decir, no es un elefante ni un árbol.

La imagen que os dejo es de una feto de 9 semanas envuelto en su bolsa amniótica. Se puede apreciar que prácticamente tiene morfología humana con ese periodo tan corto. Juzguen ustedes.


7 comentarios

Huevo huero

Fundamentos de Obstetricia. SEGO

Huevo huero

Casualmente en un intervalo de 15 días he tenido dos casos con gestaciones anembrionarias (sin embrión) o también conocidas como huevo huero.El huevo huero se diagnostica ante la presencia de un saco ovular vacío de 17 mm o más sin eco embrionario en su interior. También  se ha descrito como un saco ovular mayor o igual a 13 mm sin vesícula vitelina, independientemente de la clínica y la fecha de amenorrea (falta de la menstruación).

En la actualidad se considera como un embarazo en el que se ha producido la resorción (reabsorción) completa del embrión más que como una gestación en la que éste no ha existido.

Las principales causas de de pérdida de la gestación durante el primer trimestre son las cromosomopatías y las anomalías estructurales en un 80-90% de los casos. A partir de la semana 10 aumentan los factores maternos y ambientales.

Existen una serie de criterios ecográficos durante el primer trimestre que diagnostican el aborto. Es importante tener en cuenta la edad gestacional, fecha de la prueba de embarazo positiva y las ecografías previas si las tuviese. Si existen dudas se repetirá el estudio dando un margen de aproximadamente 1 semana.

Estos criterios dependen del tipo de sonda utilizado. Sospecharemos gestación patológica (interrumpida o de mal pronóstico) si:

– No se visualiza el embrión con un diámetro de saco gestacional medio mayor de 20 mm con sonda vaginal y 25 mm con sonda abdominal. Se llama a esto huevo huero.

– No se visualiza el latido cardíaco fetal en un embrión con Longitud Cefalo-Caudal (LCC) mayor de 6 mm con sonda vaginal o 10 mm con sonda abdominal.

– No se visualiza el saco vitelino en un saco gestacional con diámetro medio mayor de 18 mm con sonda vaginal o 20 mm con sonda abdominal.

Es una experiencia desagradable para la pareja que pasa por este proceso pues habitualmente no existe una clínica de amenaza de aborto (sangrado y/o dolor abdominal). La mujer se encuentra perfectamente y al realizar la ecografía del 1er trimestre (12 semanas) es cuando se diagnostica. La reacción casi instantánea es de no creerse lo que el médico le cuenta, ¡está usted embarazada, pero no tiene embrión!, ¿y eso cómo se come?. Tras una explicación  personalizada parece que se acepte este llamativo proceso de embarazo bioquímico o anembrionario. Debemos dejar claro que embarazo ha habido, que la prueba de embarazo dio positiva porque existía un aumento de las hormonas y que llegado el momento el embrión empezó un proceso de regresión o involución. Cosa distinta sería un embarazo imaginario o espurio, también llamado pseudociesis, pero esto es harina de otro costal.