parto40semanas

Todo lo que no te da tiempo a preguntar en la consulta debe estar aquí.


Deja un comentario

Los beneficios del pilates durante la maternidad

Matronas y tú

Aunque el embarazo es un estado totalmente fisiológico y no una enfermedad, conlleva una serie de cambios en el cuerpo de la mujer, tanto en su aspecto físico y psíquico como en el social. Estos cambios pueden ser en algunas ocasiones molestos, y una de las formas de conseguir el bienestar materno es la práctica del método Pilates como forma de ejercicio en su día a día.

A principios del siglo XX, Joseph Pilates creó una serie de ejercicios como método de acondicionamiento físico bajo el principio del control del movimiento al que llamó «arte del control», refiriéndose al uso que hace la mente para controlar los músculos, centrándose primordialmente en la correcta postura de aquellos músculos que ayudan a sostener el cuerpo, en particular la musculatura vertebral, que ayuda a alinear la espina dorsal y a prevenir y aliviar dolores de espalda.

La técnica Pilates consiste principalmente en la…

Ver la entrada original 359 palabras más


1 comentario

Pilates postparto

De lo que más se quejan las mujeres que acaban de tener un bebé –aparte de que están increíblemente cansadas– es de que su cuerpo se ha echado a perder.  Piénsalo. Quieres ser tú misma, el “tú” que conocías antes. Quieres que tu pareja te vuelva a desear. Estás cansada de llevar ropa de premamá y mallas dadas de sí.

Así que decides tomar cartas en el asunto y ponerte en forma. Pero lo cierto es que la parte más difícil de cualquier programa de ejercicios es comenzar –especialmente para las mamás recientes–. Estás exhausta, tienes un millón de cosas más que hacer, y tu cuerpo no sólo está debilitado sino que además lo sientes, y lo ves, bueno, diferente. Pero si decides que la salud sea una prioridad para tu bebé y para ti, te sentirás mejor en cuanto comiences. El Pilates te aportará energía y fuerza, que te ayudarán a superar el día a día y los retos de criar a un niño. Para ocuparte de tu nuevo bebé resulta obligatorio que te ocupes de ti misma. Haber recuperado la fuerza y la energía será importante en cuanto vuelvas a casa después de tu estancia en el hospital. Probablemente duermas menos de lo deseable, independientemente de cuántas mediosiestas consigas hacer. La privación de sueño, combinada con tu instinto innato de sacrificar cualquier cosa por tu hijo, hace que el cuerpo se ponga en “piloto automático” para superar el día a día. No tienes por qué funcionar de esta manera.  El hecho de poder dejar al bebé para ir a hacer ejercicio o para hacer recados supone una enorme diferencia en tu actitud.

A pesar de que tu prioridad absoluta es tu bebé, lo que intento transmitirte es que aun así has de sacar tiempo para ti misma. Todos necesitamos un pequeño respiro de vez en cuando, y aprovecharlo de la mejor manera posible –y asegurarte de que tienes algunos ratos para ti sola– es únicamente una cuestión de auto-supervivencia.

Te resultará útil para volver a encontrar tus abdominales y  recuperarte del dolor de espalda.

Otra cosa más, para las que estéis con Lactancia Materna, es aconsejable dar el pecho antes de los ejercicios, para que no lo tengas cargado de leche y te moleste, sobretodo con los ejercicios boca-abajo.