parto40semanas

Todo lo que no te da tiempo a preguntar en la consulta debe estar aquí.


Deja un comentario

Donación de sangre de cordón umbilical

Extracción de la sangre de cordón umbilical.

La constatación de que sólo el 30% de los enfermos con algún tipo de cáncer hematológico tiene un familiar con un sistema inmunológico compatible con el suyo para poder llevar a cabo un trasplante de médula ósea impulsó, a finales de la década de 1980, el estudio de alternativas al trasplante de médula convencional.
La investigación culminó en 1993, cuando el hematólogo chileno Pablo Rubistein, descubrió que la sangre del cordón umbilical permite regenerar la médula enferma gracias a su extraordinaria riqueza en células madre y que trasplantada a pacientes cuya médula ósea esté enferma, permite obtener éxitos terapéuticos prometedores.

Con el nacimiento de la primogénita de los actuales Reyes de España, en 2005, se realizó la donación de sangre de cordón. Esta noticia tuvo una gran repercusión y a partir de la fecha las donaciones realizadas se multiplicaron.
Las principales ventajas que ofrece la sangre de cordón umbilical, es que puede ser almacenada en un banco y disponer en el momento de su tipaje, lo que permite ahorrar tiempo en la búsqueda de un donante compatible, evita la extracción de médula ósea en el donante y que puede ser empleada en el momento en que se necesite.
Los trasplantes de sangre de cordón umbilical están indicados en enfermos que padecen enfermedades congénitas o adquiridas de la médula ósea, tales como las leucemias agudas o crónicas, etc.
Lo ideal para los pacientes es encontrar un donante compatible entre sus familiares más directos, pero esto solo ocurre en el 30% de los casos.

Los requisitos que debe tener la madre y el padre antecedentes clínicos normales, y desarrollarse la gestación y el parto dentro de los límites normales.

Cuando una embarazada desea ser donante de sangre de cordón umbilical, debe dirigirse a uno de los Bancos de Sangre de Cordón existentes en España o a su Matrona/Ginecólogo de referencia.

Allí se le dará información sobre el proceso y firmará, en el caso de estar de acuerdo, un Consentimiento Informado.

La sangre del cordón umbilical será empleada para la realización de un trasplante a cualquier paciente anónimo del mundo que lo precise, sin otra preferencia que la mejor compatibilidad posible.

Los datos referentes a la sangre del cordón serán incluidos de forma codificada en la base de datos del Banco y remitidos al REDMO. Estos datos serán tratados de forma confidencial. Estos criterios de confidencialidad tienen como contra partida la imposibilidad de saber cuando será utilizada, para qué paciente y con qué resultados.

No se entregará ninguna compensación económica ni de ningún otro tipo por la donación de la sangre de cordón umbilical.