parto40semanas

Todo lo que no te da tiempo a preguntar en la consulta debe estar aquí.


2 comentarios

Relación entre el consumo de tabaco y peso al nacer

fuma y eco

Numerosos estudios han intentado determinar la relación entre la exposición ambiental al humo del tabaco en mujeres embarazadas y el peso al nacer, obteniendo resultados dispares, aunque la mayoría muestran un mayor riesgo de bajo peso al nacer en mujeres expuestas al tabaco. Estos estudios están limitados por la dificultad de cuantificar con precisión la exposición materna y el ajuste de los múltiples factores que afectan el peso al nacer. De forma similar a como ocurre con el peso pregestacional recordado por la mujer, la gestante que fuma tiende a subestimar el número de cigarros consumidos. El recién nacido con  bajo peso al nacer cobra importancia con este hábito tóxico, así como una posible relación con el deterioro de la salud infantil por el efecto citotóxico( tóxico para las células).

El tabaquismo durante la gestación, y en particular durante el tercer trimestre, está relacionado con el peso al nacer, de tal forma que  a mayor número de cigarrillos consumidos menor es el peso al nacer. En consecuencia, fumar durante el tercer trimestre parece tener el mayor impacto en el peso al nacer.  Las mujeres que dejan de fumar en el tercer trimestre tienen neonatos con un peso al nacer similares a los de las madres no fumadoras.

Según los estudios consultados,  por cada cigarrillo consumido el peso al nacer se reduce en aproximadamente 21 g; si por ejemplo la media de cigarrillos consumidos es de 5 al día,  la reducción total del peso al nacer estará entorno a 105 g, si fueran 10/día el peso se vería reducido en 200 g.

Así que otra razón para dejar de fumar  durante el embarazo es que el peso se verá afectado de forma importante, alrededor del 8-9%, un porcentaje nada despreciable si nuestro bebé fuera bajo peso o prematuro.

Por cierto, un fármaco homeopático que nos puede ayudar a reducir nuestra dependencia y ansiedad al tabaco es el SEDATIF PC, 2 comprimidos chupados 3 veces al día.

Bibliografía:

Kharrazi M, DeLorenze GN, Kaufman FL, Eskenazi B, Bernert JT, Jr., Graham S, et al. Environmental tobacco smoke and pregnancy outcome. Epidemiology. 2004 Nov;15(6):660-70.

Alonso A, Cano J, Girón A, Yep G, Sánchez M. Peso al nacimiento y tabaquismo familiar. An Pediatr (Barc). 2005 Aug;63(2):116-9.

Sánchez-Zamorano LM, Téllez-Rojo MM, Hernández-Ávila M. Efecto del tabaquismo durante el embarazo sobre la antropometría al nacimiento. Salud Publica Mex. 2004 Nov-Dec;46(6):529-33.

Hellerstedt WL, Himes JH, Story M, Alton IR, Edwards LE. The effects of cigarette smoking and gestational weight change on birth outcomes in obese and normal-weight women. Am J Public Health. 1997 Apr;87(4):591-6.


3 comentarios

Por cada cigarrillo que fumas reduces el peso al nacer en 20 gramos

Una tesis constata que por cada cigarrillo al día que fume la madre durante el tercer trimestre de gestación el bebé reduce su peso al nacer en 20 gramos

Defendida en la Universidad Católica de Valencia por Rafael Vila ha obtenido la calificación de sobresaliente cum laude

 https://www.ucv.es/index.aspx

14/01/2014

Rafael Vila, Profesor de la Facultad de Enfermería de la Universidad Católica de Valencia y matrón del Departamento de Salud de La Ribera.

 

La tesis doctoral “Variables antropométricas, hematológicas, obstétricas y tóxicas que influyen en el peso al nacer: modelo predictivo’, defendida por Rafael Vila, profesor de la asignatura “Cuidados de la mujer” en la Facultad de Enfermería de la Universidad Católica de Valencia “San Vicente Mártir”, ha obtenido la calificación de sobresaliente cum laude.

Rafael Vila, que también es matrón del Departamento de Salud de La Ribera y presta sus servicios en el CSI de Carlet y en el Hospital de La Ribera de Alzira, ha constatado en este estudio en el que ha basado su tesis realizado sobre 140 gestantes que “por cada cigarrillo que la madre fume durante el tercer trimestre de embarazo el bebé reduce su peso al nacer en 20 gramos”.

Este hecho supone que “si una madre fuma, por ejemplo, entre 5 y 10 cigarrillos al día a partir de la semana 25 de gestación, el niño puede ver reducido su peso al nacer entre 100 y 200 gramos”, ha asegurado. Una cantidad suficientemente elevada como para preocuparse en el caso de que el bebé pudiera verse afectado por bajo peso.

Asimismo, ha manifestado que, de igual forma, si una madre fumadora deja de hacerlo durante el primer o segundo trimestre, “al feto no llega a afectarle la reducción de peso”. Por este motivo ha subrayado “la importancia de que las madres no fumen durante la gestación, especialmente al final”.

Estos datos surgen de un nuevo modelo predictivo, que incluye múltiples variantes y que ha formulado Vila en su tesis doctoral que para la categoría de normo-peso mejora la precisión de la ecografía en la predicción del peso al nacer en un promedio del 10’48 por ciento.

La importancia del nuevo modelo realizado por Vila radica en que el peso proyectado a las 40 semanas calculado en la ecografía del tercer trimestre sobreestima el peso al nacer en 300’89 gramos, “lo que supone  un error medio de un 10’75 por ciento”, ha matizado.

Mientras que su modelo predictivo tiene solo un error medio del 0’54 por ciento. Esto es, “infravalora el peso al nacer en 0’07 gramos y mejora la precisión del que ofrece únicamente la ecografía en un 10’49 por ciento”, ha concretado el nuevo doctor.

El modelo de regresión multivariante, como lo denomina y propone Vila, parte de la ecografía habitual que se realiza en el tercer trimestre, a la que añade otras variables, además del consumo de tabaco, como la edad gestacional, la altura uterina y el índice de ferritina sérica también en el tercer trimestre.

La altura uterina -medición que realiza la matrona desde el hueso pélvico hasta el fondo del útero- “es la variable con más clara asociación significativa respecto a la predicción del peso al nacer”, incluso supera en precisión a la ecografía, según una de las conclusiones de esta tesis doctoral.

Precisamente, cada vez más, ha lamentado Vila, la predicción del peso al nacer se basa únicamente en la ecografía realizada en el tercer trimestre de gestación, y se sabe que tiene un error de precisión en torno al 11%. Esta precisión puede mejorarse añadiendo las variables maternas del modelo multivariante a la medición ecográfica del tercer trimestre. Con estos datos se constata la importancia de añadir la variable de la altura uterina a la predicción de la ecografía.

En este sentido, el nuevo doctor por la Universidad Católica de Valencia ha observado que su modelo predictivo “es factible y no necesita ni de medios materiales sofisticados ni de gran pérdida de tiempo, puesto que son satos recogidos por la matrona en el centro de salud”.

IMC PREGESTACIONAL, RELACIONADO CON EL PESO AL NACER

Otra de las aportaciones que realiza la tesis de Rafael Vila es la certificación de que el IMC (índice de masa corporal) pregestacional está relacionado con el peso al nacer de forma independiente, “de tal forma que a mayor IMC antes del embarazo, mayor peso del niño al nacer”, ha expresado.

De esta forma, la ganancia de peso gestacional total no parece influir de forma directa sobre la predicción de peso al nacer.

Los datos de la tesis de Vila refrendan otros estudios internacionales. Así, para la categoría materna de normopeso la ganancia de peso gestacional por encima del límite recomendado aumenta el riesgo de tener recién nacidos con peso GEG, “una mayor retención de peso postparto y mayor riesgo de cesárea respecto a las que se adecuan a las recomendaciones”.

En cambio, una ganancia de peso gestacional menor a la recomendada presenta más riesgo de tener un recién nacido con bajo peso respecto a las que siguen la ganancia de peso recomendada.

Entre las recomendaciones de la OMS figura que una mujer con bajo peso, según su IMC, puede engordar de 12’5 a 18kg durante su gestación; mientras que si tiene normopeso debería engordar entre 11,5 y 16kg.

Por arriba de la media del IMC, una mujer con sobrepeso debería engordar entre los 7 y los 11kg y si es obesa entre 5 y 9kg.

Al respecto, Vila ha considerado que si las mujeres con sobrepeso y obesas las obesas engordan más de lo recomendado “van a tener un niño más grande, que supone mayor riesgo de terminar en cesárea, así como complicaciones en el embarazo como diabetes gestacional o hipertensión, entre otras”.

Esta tesis ha sido dirigida por los Dres. Fernando Guzmán Naranjo y D. José Mª Martín. Su defensa se ha realizado ante un tribunal compuesto por la Dra. María Manuela Morales, de la Universitat de València, que ha actuado como Presidenta del Tribunal; Dra. Rosa Barrachina, del Hospital Universitario La Ribera, como Secretario; y los vocales Dres. Alfredo Perales, de la Universitat de València; Dr. César Victoria, de la Universidad Católica de Valencia, y Dra. Rita Espejo, del Hospital Universitario La Ribera.